monotony

I just wanted to be a part of something greater besides just the group of people who know there’s something greater. I just wanted to be a part of something bigger than myself, something bigger than us. Because sometimes my desires don’t seem interesting enough, and my passion abandons its place to hide beneath the doubts and insecurities of whether do I really want this, or am I just trying to convince myself I do. Sometimes I’d rather have stuff going on around me, so I can focus on them instead of focusing on this feeling inside of me, the never-ending feeling of dissatisfaction, monotony. I’ve been trying to stay busy on these stuff, fix these other things, trying to convince myself that they matter somehow. But the world doesn’t move fast enough for me. Sometimes, I wish that stuff happened a little sooner, a little quicker. I have waited, I have waited and yet I feel like nothing happens. I feel that this love we had, this passion we shared is slowly fading away. Because even if –and when- I obtain what I so desperately wait for, I feel like I will never be satisfied. What do I do with this awareness, then? Do I stop fighting for what I want, knowing that nothing will really fulfill me? Or do I keep waiting, working, improving, accomplishing, so I can distract myself from this knowledge, from this emptiness? I feel there’s no escape. I feel like even when I obtain what I’ve been so impatiently waiting for, there will be something –else- that I will begin wanting. Always something else, something better, something new. Something that distracts me for a while, until the distraction is not possible anymore, and the feeling comes back again, and again, and again. I wonder what keeps people moving. I wonder if it’s just the routine, the responsibilities, the expectations. I wonder if it’s their passion, their motivations, their goals. I wonder what keeps me moving, too. Maybe it’s just this small, yet hopeful thought that my true happiness will come someday. But I know happiness is not a matter of what you have, what you get, what you make. On the opposite, happiness exists on the inside of your true convictions.   (…)

Anuncios

nueva rutina

Necesito un cambio de rutina, para entender que mi vida no depende de esto
De obedecer unas órdenes, de seguir a la multitud, de ignorar mi propio criterio
Necesito un cambio de rutina, para confirmar mi ferviente deseo de hacer y deshacer a mi tiempo
De ser yo mi propia dueña, ama y guía de mis pasatiempos.
Necesito un cambio de rutina, para entender que siempre hay oportunidad de renovarse
De cambiar de rumbo, de elegir otro camino, de decidir algo diferente, volver a empezar…
Necesito un cambio de rutina, para volver a encontrarme con los gustos ya olvidados
Volver a hacer para mí, por mí, siguiéndome a mí y nadie más
Porque a la hora de la verdad, en este ambiente a nadie le importa realmente tu bienestar.
Necesito un cambio de rutina, para sentirme más fresca, liberada, independiente
Para recordar que nadie es dueño de mis elecciones ni circunstancias, sólo yo
Y yo decido hacer con mi tiempo lo que quiera: leer, aprender, estudiar, reubicarme…
Necesito un cambio de rutina, para convencerme y empaparme de mi libre albedrío
Y entender que nadie es capaz de quitármelo, a menos que yo, involuntaria o voluntariamente, se lo entregue.
Necesito un cambio de rutina, porque sí, porque lo quiero, porque me da la gana, y ya.
A nadie le debo respuestas, a nadie le debo explicaciones, y qué libre me siento.
Qué alivio y qué lindo saber que siempre tendré una segunda oportunidad,
Siempre podré volver a decidir,
A simplemente alejarme de todo esto, de todo lo que me atasca,
Porque no estoy atada a nada ni nadie, a ningún compromiso, a ninguna persona.
Sólo atada a mí.

and you, what do you call yourself?

I call myself a writer because I feel alive while translating feelings into words. I call myself a writer because I love being able of creating new stories and bring them into life, or at least on a piece of paper. I call myself a writer because, while writing, I’m capable of turning into a whole new person, with new feelings and new points of view. I call myself a writer because I really think words can change the world and we can communicate with them in a good way, turning ideas into speeches tan can move masses and influence people. I call myself a writer because I feel words can both join feelings together and create new feelings. I call myself a writer because I believe a good story can serve for the benefit of society. I call myself a writer because I love when everything is silent around me and I can only hear my thoughts while I write. I call myself a writer because writing is my passion.

confianza

Aprendí a desligarme de la opinión de otras personas. Aprendí a desconectarme de los deseos de los demás. Cuando me veo enfrentada a una decisión de varias opciones, ya no pienso en qué sería lo mejor para ellos, sólo me preocupo en lo que sería mejor para mí. Y sonará egoísta, pero es la única manera de sobrevivir sin morir en el intento. Es la única manera de lograr lo que yo quiero, no lo que ellos esperan de mí. Es un poco extraño mirar atrás y recordar lo desesperada que estaba en el momento, tan deprimida, sintiéndome estancada y como que no avanzaba a ningún lado… Días en los que me encontraba entre la espada y la pared. Días en los que me veía obligada a decidir entre dos futuros diferentes, sin saber bien cómo me desenvolvería en dichos futuros, cómo iba a hacer para lograr lo que tanto quería. A día de hoy no he llegado a la meta, pero me doy cuenta de que tengo todo lo que un día pedí, todo lo que un día soñé. Todo lo que un día deseé sin saber cómo lograrlo; lo veía imposible. Y durante estos años de avances lentos y progresos pausados, he aprendido a escuchar a mi intuición, a no preocuparme mucho por lo que sucederá. A confiar. Ya que después de todo, sin saber cómo iba a lograr lo que hoy tengo, se me ha ido dando poco a poco. Casi por arte de magia… Aunque haya dado de mi parte para lograr dichas cosas, a veces siento que un milagro me tocó. Y así como he logrado lo que hoy tengo de manera cuasi milagrosa, sé que todo lo que desee para mi futuro vendrá a mí. Primero, porque pondré de mi parte y me esforzaré en ello. Y segundo, porque las cosas se ajustarán de la manera perfecta para que todo funcione. Sólo es necesario confiar. Recordarlo. Visualizarlo. Tomar acción. Planearlo, pero sabiendo que no se puede tener control sobre todas las cosas, y está bien que no todo salga como lo desees a veces… Siempre y cuando el panorama en grande no se vea afectado, ¿qué importa? Aprendí a flotar cuando antes me ahogaba, aprendí a nadar entre corrientes que antes creía turbulentas. Y la verdad es que uno a veces es su propio enemigo, uno a veces se crea sus propias dificultades, ya sea por la manera de ver las cosas, o la manera de sentirse al respecto, o las acciones que tomamos. Siempre tenemos otra opción. Todo es una decisión. Tú decides: o creerte víctima de tus circunstancias, o seguir avanzando aunque no sepas cómo lo vas a lograr, qué va a suceder… Sólo confía. Aprende. Y sigue.

prioridades

Las personas, en una continua búsqueda de lo que realmente interesa en sus vidas –y en la vida en general, normalmente se olvidan de establecer prioridades entre todo aquello que consideran importante. La salud, la familia. La amistad, el dinero. Todo aquello, de alguna manera u otra, establece cierto tipo de importancia según sus criterios y pensamientos, pero ¿qué es prioridad y qué es lujo? ¿Sin qué se puede vivir y qué es imprescindible para sobrevivir? ¿Acaso sobrevivir es nuestra principal preocupación ahora?  

Y en una línea distinta de pensamientos…

¿Crees que orar por los más pobres y desafortunados solucionará sus problemas? ¿Crees que rezar por los que mueren de hambre hará que mágicamente aparezca un pedazo de pan a su lado? ¡Ayuda, joder! Si tanto te apiadas de ellos, ¿por qué no gastas el dinero de tu último salario en comida y bebida para el más pobre? En lugar de pedirle a un ser superior que haga eso por ti, cuando ha sido él en primera instancia quien los ha hecho llegar hasta allí. Ayuda si tanto te compadeces de ellos. Seguro que la ropa y diezmos para una iglesia que gastarán el dinero como mejor les convenga pueden esperar.

love is…

Love is selfless. Love is looking at your side where he’s sleeping, cuddled next to you like somehow your warmth pleases him, and knowing everything will be okay someway. You both don’t have all the answers, but that’s not important at this moment. You both know it’s only a matter of time before everything gets complicated again, another fight, another misunderstanding, another act of jealousy. But you both also know that you’ll be strong enough to get over it together. If you’ve done it before, why not now? Your desire of being together is greater than the insecurities, the doubts, the questioning.
Love is sharing. It means knowing that his wants are just as important as yours, and not everything has to be the way you want it to be. Someone always has to submit, and sacrifices must be done by both parts equally. It doesn’t mean unfairness, it just means equality. It means working together so both of you are correspondingly satisfied, and not feeling like you always must succumb to the other. It’s okay if disagreements come along, as long as both understand that being right is not always the aim. On the contrary, the aim should be coming to a balanced decision.
Love is a decision. But it must also be a feeling. It means knowing that you have decided to stay with this person, because you’ve seen something in him that no one else has. And it doesn’t matter if no one else sees it: they don’t have to. After all, it’s your own decision and not theirs. Yet at the same time, love means staying with this person, not only because you have decided to, but because you feel it. It will not always be perfect, but at the end of the day, some type of excitement to be with them must still be there. It shouldn’t be a commitment where you feel like you must stay together out of pressure -you should be there because you love each other, enough to know that when the feeling ends, it’s time to break it apart.

a mi manera

todos los problemas inician cuando sigo a la multitud.
cuando ignoro mis propias convicciones y deseos, y decido escucharlos a ellos para satisfacerlos.
no hay nada peor que ignorar tu propia felicidad en el intento de hacer feliz a alguien más,
así nunca estarás satisfecho.
todas mis inconformidades y decepciones inician cuando silencio a mis propios planes,
y de alguna manera dudo de mi pasión, preocupada del qué pensarán.
y me olvido de mis propios deseos creando unos nuevos,
unos donde no me hago feliz a mí, sino a los demás.
pero ya basta de eso…
mi vida no tiene que ser una copia de la tuya,
mis deseos son míos, mis convicciones son mías, mi certeza también.
yo no quiero pasar los años de mi vida arrepentida de una decisión que tomé en mi juventud,
yo no quiero estar encerrada escuchando a las órdenes de alguien más por la simple obligación de ganar dinero para pagar mi existencia.
me niego.
mi libertad, mi felicidad y mi propia satisfacción valen más.
yo sólo quiero leer y escribir, viajar, descubrir…
perderme.
no sentir que mi vida se me va de las manos persiguiendo los sueños de alguien más.
porque este no es mi sueño,
y me tocó conseguir lo que creí que quería para darme cuenta que no es lo que realmente quiero.
ahora sólo quiero…
seguir mis propias órdenes,
hacerlo todo a mi manera.

libre
y
feliz.